Planes de futuro

Llevamos muchos posts hablando de opiniones sobre diferentes temáticas que tocan de una forma u otra el mundo de la música, y quizás hemos olvidado explicar nuestros planes de futuro próximo y, ya que estamos, hacer una valoración de lo que ha sido este primer año con “El Genio Equivocado”.

Lo primero: la semana que viene (días 29 y 30 de octubre) estaremos tocando en el festival Monkey Week que se celebra en Puerto de Sta. María (Cádiz). Nos hace mucha ilusión porque en el FIB descubrimos lo bien que se lo pasa uno en los festivales musicales. Bajo el lema de “what happens in FIB, stays in FIB”, podemos aseguraros que surgieron grandes anécdotas que esperamos superar en el Monkey Week la semana que viene. Además, como ya hicimos en el Festival Octubre Ayora la semana pasada, hemos empezado a incorporar nuevos temas en nuestro repertorio de directos: “Naufragio” y “El Gran Salto”.

Esto último nos sirve para anunciar lo que llevamos tiempo insinuando que es nuestra voluntad de sacar un nuevo disco de cara a 2012. Llevamos semanas haciendo una muy estricta selección de las nuevas canciones. Y digo estricta porque muchas están siendo descartadas al no tener unas concretas características que queremos para el segundo disco. De esas características podemos decir que harán que el nuevo trabajo quede alejado de “Sintón Nisón ama a Nifú Nifá” en cuanto a sonidos y melodías. Sacrificaremos mucho ramalazo sesentero a favor de la potencia y la brillantez. Pero inevitablemente mantendrá nuestro sello personal. Así que tras un verano escribiendo canciones, ahora las estamos vistiendo y luego las llevaremos a un estudio a dejarlas bien pulidas. Como confidencia, todo lo nuevo nos está recordando mucho a bandas como americanas como Band of Horses, Vampire Weekend, estamos recuperando matices grunge de Pearl Jam, y contemplando conceptos progresivos como los de Pink Floyd. Así que esa mezcla tan dispar requiere mucho trabajo durante los próximos meses, para que el resultado final sea coherente y no se quede en un “intento de”.

Sobre el año vivido desde que firmamos con nuestro sello podríamos decir muchas cosas y convertir este post en otra opinión musical. Sobre todo por las dificultades con las que se han encontrado para que les hicieran caso con una nueva banda como la nuestra. Sabemos que no corren buenos tiempos para la música, y posiblemente la gran avalancha de bandas indie que están surgiendo últimamente no facilitan la tarea. De todos modos, estamos muy a gusto en este pequeño sello que nos da libertad creativa total, con 2 managers y fundadores del sello que son amigos (Joan y Rafa), y que tienen una ilusión en el proyecto que nos hace creer a fe ciega en ellos. Ojalá, algún día podamos compensarles con unas ventas fulminantes de algún disco, que puedan así tomarse unas vacaciones en el Caribe y disfrutar por fin de todo el esfuerzo que continúan haciendo por todas y cada una de las bandas que han fichado.

Durante este año a nivel de conciertos destacamos la experiencia del FIB, donde conocimos a Gaizka Mendieta, Noni Meyers y a Juan Vitoria, entre otros. También por fin hemos salido de Barcelona, donde habíamos actuado unas 20 veces y ya empezaban a estar hasta el gorro de nuestros constantes anuncios.  Y el hecho de haber conocido personalmente a bandas como Montevideo, Burrito Panza, Cosmen Adelaida, Odio París, y The Birkins, con las que tenemos el honor de formar parte de la gran familia que está uniendo El Genio Equivocado.

Por último, nos hemos dado cuenta de muchos factores en los que debemos mejorar de cara al futuro, y que vamos corrigiendo día a día. Aún y así, la valoración que le ponemos a este 2011 es muy positiva. Pero, tal y como digo a mis amigos cuando creen que nos estamos comiendo el mundo por haber salido en alguna emisora importante: “De momento hemos dado un pequeño paso, muy importante, pero el camino es largo y aún queda mucho trayecto”.

Anuncios

Acerca de Wiggum Banda

Hubo una época en la que el POP vestía de llamativos colores cada rincón de nuestras casa, oficinas y calles. Había tantas combinaciones de colores que ya nunca ningún ser humano volvió a ser igual que el resto. Cada uno era diferente. Esas diferencias, si se aislaban individualmente, acababan perdiendo su alegría para convertirse en diferentes tonalidades de grises y negros, lo que generaba una imagen triste y desoladora. Nacieron las culturas "anti-", y el color peligraba. La cultura "anti-" se basaba en separar esas coloreadas individualidades, para dejarlas marchitar y generar tenebrosos paisajes. Así que el Rey de ese mundo de color decidió contratar los servicios de 4 jóvenes y crear una ejército para mantener intacto el color. El Rey encargó al sastre una bandera con hilo de oro para tejer en ella los nombres de grandes artistas que mantendrían la fe de esos 4 muchachos. Y les bautizó con el nombre de Wiggum. Wiggum luchó contra esas culturas "anti-" (o anticulturas), con melodías empapadas de colores que teñían de variedad todo aquello que tocaban. No se trataba de inventar colores, Wiggum los transmitía en canciones para que nunca quedaran marchitos en el olvido. "¡Sumemos!" gritaban los componentes de Wiggum cuando escribían canciones. Querían sumar colores, emociones, sentimientos, melodías, palabras,... generar pequeños mundos de color. Y poco a poco, las diferencias empezaron a sumar. Y se convirtieron en canciones eternas que hablaban sobre los tiempos oscuros cuando, con sólo 10 canciones, fueron derrotados por un ejército de sonoros colores.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s